El entrenamiento de Alto Rendimiento, sus pros y sus contras
Por Luciano Casarino

   El entrenamiento de alto rendimiento en wushu (específicamente en Taolu), así como en la mayoría de los deportes, suele ser calificado por estudiosos de los Institutos de Educación Física como "atroces", "inhumanos" y hasta "sin sentido". Esto se debe a que para alcanzar un verdadero nivel de competición internacional y poder aunque sea compararse mínimamente a las potencias deportivas (en el caso del Wushu, China y la mayoría de los países orientales) hay que desarrollar un entrenamiento que muchas veces y en muchos aspectos contradice a lo que los estos estudiosos llaman el límite entre lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer para mantener el cuerpo sano y saludable; lo cierto es que cuando a un músculo se lo estira más de lo que su elasticidad natural se lo permite se produce un sentimiento de dolor insoportable y esto efectivamente es dañar de alguna manera el organismo, lo mismo sucede cuando se le exige al sistema cardiorespiratorio una mayor demanda operacional, muchas veces llevándolo al límite de exigencia y provocando de esta manera por falta de oxígeno en los músculos, todo tipo de calambres y contracturas y efectos provocados por los mismos como por ejemplo esguinces, distenciones, etc. (provocados durante el debilitamiento momentáneo y en consecuencia de algún salto o movimiento mal ejecutado).

   Sin embargo también es cierto que sin exigir el cuerpo al límite tanto en los estiramientos como en las secuencias, aeróbicas y anaerobias, resulta imposible llegar al nivel competitivo que se requiere para llegar a compararse con el mejor nivel mundial. Esto no solo sucede en Wushu , otros deportes de características similares como la gimnasia deportiva, el patinaje artístico, el acrosport, etc. necesitan de entrenamientos de alta exigencia similares; en los países donde estos deportes están mejor desarrollados, los atletas empiezan a realizar su entrenamiento de alto rendimiento a muy tempranas edades (entre los 5 y 8 años de edad), cuando sus músculos se encuentran en formación aún y son fácilmente elongados al máximo, moldeando de esta manera al atleta durante su desarrollo en la pubertad y adolescencia evitando de esta manera muchos e los  problemas  mas graves de articulaciones en la zona de la rodilla (ligamentos cruzados, me–iscos), los tobillos (tendones), cadera (tendones??), y otras zonas menos frecuentes como la articulación de la muñeca y problemas lumbares.

   En el wushu específicamente y cuando el atleta empieza su entrenamiento de AR a edades que van desde la adolescencia hasta la adustez los problemas que mas frecuentemente suelen suceder son los relacionados con la rotura de los meñiscos (pequeño cuerpos cartilaginosos en forma de paréntesis que protegen y sostienen la articulación) de las rodillas, con la ruptura de la cápsula sinovial (ocasionados por flexiones y extensiones bruscas muy frecuentes durante la prácticas de posturas -bufa- o por repercusión de los saltos o malas caídas), estos quedan desprotegidos y se desgastan con la fricción provocando su trituración; estos restos suelen ocasionar otros tipo de dolores ocasionados por la fricción dando como resultado inflamaciones (las cuales se producen también durante la ruptura de la cápsula sinovial) periódicas y dolores insoportables. De esta manera muchos deportistas pasan por el quirófano el cual retira estos restos de meñiscos mediante operaciones u otros medios mas modernos como la laparoscopía (con láser).

  Otras lesiones frecuentes son las distenciones de ligamentos, desgarros y tirones en los músculos, todas estas ocasionadas por exigencias que van mas allá de lo que el cuerpo puede dar en es momento. Volviendo a lo anteriormente dicho todo este conjunto de sobreexigencias son totalmente necesarias para llegar a un buen nivel, solo con el sufrimiento se consigue ganar algo (llámese resistencia, elasticidad, potencia, técnica), y este concepto es válido en todos los deportes.

  Por otro lado (y de esta manera se abre una polémica con los "Educadores Físicos" y o teóticos-criticadores del deporte de alta competición), muchos Institutos, Universidades y Centros de Investigación Deportivos se encuentran trabajando en el desarrollo de nuevos métodos de entrenamiento y nuevas técnicas deportivas cada vez más exigentes para los deportistas; estas investigaciones se encuentran totalmente avaladas e inclusive son desarrolladas por médicos deportólogos, profesionales en el área de la preparación física y la educación física que comprenden a que se pretende llegar con el entrenamiento "atroz", "inhumano" y "sin sentido" como muchos de los que defienden el deporte solo como una forma de cuidar la salud definen. Hay entrenamientos para cada caso y por supuesto no es lo mismo el entrenamiento que realiza un escolar, un adulto que pretende bajar la barriga, un anciano que pretende mejorar su salud cardiovascular, etc. que el que debe realizar un atleta de alto rendimiento para ganar un campeonato.

  Los avances en la investigación y desarrollo del wushu deportivo no tiene límite, como queda demostrado por los nuevos cambios introducidos en la competencia en china, nuevos ejercicios obligatorios fueron agregados a los Taolu (rutinas), nuevas calificaciones en las dificultades de saltos y equilibrios fueron dictadas, en consecuencia la exigencias en los entrenamientos aumenta; muchos ejercicios que en pasado se consideraban casi imposibles de realizar, hoy en día están siendo introducidos en la competencia en forma obligatoria y son ejecutados con espectacular maestría por los atletas mas jóvenes (y por algunos de los mas veteranos también), tales son los casos de las patadas con saltos con giros de más (ej: hoy en día un paso de torbellino -xuanfengjiao- debe ser realizado por lo menos con giro y medio -540 ¼- para ser considerado en la planilla del juez).

  Algo similar está sucediendo a nivel internacional y los veremos reflejado seguramente cuando las nuevas rutinas internacionales sean demostradas durante el próximo Campeonato Mundial de Wushu de la IWuF en Hong Kong '99. A raíz de esta nueva corriente de exigencia "sobrehumana" muchos entrenadores y atletas han presentado sus quejas y se están desarrollando otros ejercicios que reemplazarían a las exigencias que más perjudiciales son para la salud y la seguridad de los deportistas en china.

Concluyendo sobre esta polémica cabría decir que cada objetivo tiene su exigencia y todas las exigencias presentan una carga y un reto a la fuerza de voluntad de cada uno y como dice la famosa frase muy utilizada en el ambiente deportivo: "No Pain, No Gain".


volver